lunes 24 de junio de 2019
VIALE 910

Los animales políticos en las elecciones

Hay historias, mitos o fábulas que se cuentan tantas veces porque realmente son perfectas. Resulta que en las orillas del Río Níger vivía unua rana muy generosa que en época de lluvias, ayudaba a todos los animales en problemas a cruzar en río. Un día un escorpión le suplicó a la rana. La rana le respondió, "no hay hay manera de que te ayude, me vas a picar". Ambos terminan cruzando el río y la rana es picado por el escorpión. ¿Por qué finalmente lo termina picando el escorpión? Porque es su naturaleza. Juntos desaparecieron en las aguas.

Todos los frentes se esfuerzan por parecer amplios, generosos, desprendidos, flexibles... pero al final, son los mismos de siempre. Te pican, como el escorpión.

El kirchnerismo venía teniendo gestos impresionantes para lograr la unidad de todo el campo popular... la jefa tuvo su renunciamiento histórico y abandonó la carrera presidencial. Eligierón a Alberto Fernández (que hasta hace un año, la trataba de delincuentes). Fueron a reconquistar a Sergio Massa y lo lograron. Eligieron a Matías Lammens para capital federal. Para la Capital Federal, apmliaron el espacio gacia la izquierda con figuras muy críticas del kirchnerismo como Pino Solanas, Claudio Lozano o Vicotira Donda. Todo muy amplio, hasta que al final, el escorpión pico a la rana. ¿Quién apareció para copar las listas? La agrupación fetiche de Cristina: La Cámpora.

Lo que pasó el fin de semana es la confirmación es la ratificación de que Cristina Kirchner ejerce el poder real en el peronismo. Vale entonces preguntarse si no habría que actualizar el viejo lema: "Alberto al gobierno, la Cámpora al poder".

¿Y por "Cambiemos", cómo andamos? El oficialismo también hizo un monumental tratando de mostrarse amplió. Entregó la vicepresidencia a un peronista que fue 12 años Jefe del Bloque kirchnerista en el senado, Miguel Pichetto. Y en la Ciudad de Buenos Aires, Larreta fue a buscar un viejo enemigo como Martín Lousteau y hasta se trajo en el paquete a un socialista, , como Roy Cortina. Pero, al final, igual que el kirchnerismo igual que el escorpión mostraron la hilacha, mostaron el aguijón.

La jugada sucia de robarse al dirigente Alberto Asseff del espacio que encabeza José Luis Espert para algunos un gesto de picardía política. En el fondo, además de ser una jugada inescrupulosa y berreta es una muestra de debilidad. Porque expone el temor de "Cambiemos" a perder votos por derecha. Queda claro que "Juntos somos el Cambio" tiene miedo de ser castigado y corrido por derecha. Por eso, la jugada para debilitar la candidatura de Esper es un sítnoma de fragilidad absoluta.

Acaso, el gran perdedor de cierre de lista fue nuevamente Sergio Massa. De ser candidato a presidente por Alternativa Federal, pasó a ser candidato a diputado por el kirchnerismo. Massa nunca fue escorpión. Algunos dirán que es una especie de camaleón, porque cambia de color según la ocasión. La verdad es que la poca fuerza con la que quedó lo asemeja más a un mosquito. Se trató nuevamente de un cierre de listas salvaje, feroz, donde cada animal mostró lo que verdaderamente es.

Dejanos tu comentario

Buscador