lunes 22 de julio de 2019
VIALE 910

La guerra sin fin: Kirchnerismo contra el periodismo

¿Saben quién inventó la picanan eléctrica? Un argentino. Se trata de Polo Lugones, hijo del escritor Lepoldo Lgones. Pero, además, Jefe de la Policía en la primera dictadura militar que tuvo el país en 1930. ¿Qué pasa si inventamos un artefacto de tortura barato que electrocute a la gente pero que no la mate. O sea, que haga mucho daño pero que la deje con vida, así podemos obtener la información que necesitamos. Y así nació la picana... un invento 100% argentino, pero de exportación.

La paradoja es que una de sus víctimas en los años 70 ya con otro gobierno militar en funciones, fue una de mujer apellido Lugones. Una escritora y periodista, de nombre Susana, secuestrada, torturada y desaparecida por la dictadura de Videla. Pirí Lugones , la nieta de Leopoldo Lugones es la hijia del comisario Polo Lugones (el inventor de la picana).

Por si quedaba alguna duda del concepto que tiene la ex presidenta sobre el periodismo crítico... Cristina sintió que la entrevista con nuestro compañero Luis Novaresio fue un interrogatorio al cual solo le faltó la tortura con picana. Sinceramente, no sorprende a nadie su repulsión con el periodismo no kirchnerista. Pero, debe reconocer que no deja de sorprendernos con sus comparaciones con sus metáforas con sus analogías. Un reportaje tenso es un acto de tortura.

¿Cómo empezó la campaña Alberto Fernández como candidato a presidente? Con una frase: "La guerra con el periodismo terminó". ¿A que se refería? A que la ex presidenta se convenció de que el periodismo era uno de los principales problemas del país. Que la inseguridad estaba exagerada por el periodismo, la corrupción estaba magnificada, el dólar subió por los títulos y que la inflación estaba fogoneada.

Todo eso, según Alberto Fernández, había llegado a su fin. Estamos en otro momento; los necesitamos a todos; queremos una reconciliación, vamos para adelante, olvidemos el pasado, si te he puteado, no me acuerdo. Sin embargo como el escorpión terminó picando a la pobre rana.. las peleas, los ataques y los comentarios poco felices volvieron a aparecer. Acaso, el odio se puede disimular pero solo por un rato.

Comienzan a despejarse las dudas. ¿Qué pasaría si el kirchnerismo vuelve al poder? ¿Vamos hacia una superación del conflicto se pueden repetir las tumultuosas relaciones que se dieron durante 12 años? Lo que hemos visto y escuchado es a la fórmula del Frente de Todos por momentos enojados por momentos desafiantes y por momentos aleccionando al periodismo.

Por eso, insisto con algo que marcamos minutos después de la entrevista que hicimos con Fernández. Lo único que muestran las intervenciones de Cristina y las reacciones viscerales de Alberto es que hay un problema definitivamente no resuelto. La guerra del kirchnerismo con los periodistas no está terminada. Y eso nos lleva a una reflexión mucho más profunda. ¿Será solamente con el periodismo será, otra vez, con cualquier expresión disidente, con cualquier voz que piensa distinto?

Dejanos tu comentario

Buscador