sábado 30 de junio de 2018
POLICIALES

Mató a su ex suegra y a su ex cuñado, baleó a su ex pareja y se suicidó

Federico Cortez (30), el autor de la tragedia cordobesa, tenía un hijo de dos años junto con la mujer que resultó herida. Cumplía libertad condicional por amenazas.

Un hombre que cumplía libertad condicional tras amenazar de muerte a una mujer que fue su pareja en el año 2011 baleó a su ex novia y mató a su ex suegra y a su ex cuñado, y luego se suicidó.

Se trata de Federico Cortez, de 30 años, quien tenía un hijo de 2 junto con la mujer que resultó herida de bala y a quien minutos antes de ocurridos los hechos le había llevado al pequeño a su casa, ubicada en Villa Sarmiento, localidad de Traslasierra.

El jueves alrededor de las 20, Cortez llegó en un auto a la casa de Yohana Castro, de 25 años, a dejar al hijo de ambos y al parecer en medio de una discusión comenzó a los tiros.

Cortez baleó a su ex suegra, Deolinda Álvarez, de 43 años, y a su ex cuñado, Cristian Castro, de 21, quienes fallecieron al llegar al hospital, y luego baleó a su pareja, de quien se habría separado hace muy pocos meses.

Luego, tras cometer la masacre, el hombre abandonó la vivienda, se escapó corriendo del lugar y a unos 200 metros se disparó y terminó matándose.

La joven de 25 años y sus familiares fueron trasladados de urgencia al Hospital Regional de Villa Dolores, donde la joven fue sometida a una intervención quirúrgica y ayer permanecía en estado reservado. No está confirmado aún si recibió uno o dos disparos.

El fiscal Raúl Castro, quien está a cargo de la causa, confirmó en diálogo con Cadena 3 que el autor de los crímenes y posterior suicidio se encontraba cumpliendo libertad condicional por una condena del año 2015 que se le dictó por el delito de amenazas contra una anterior pareja.

Cortez tenía otro hijo, de 11 años, con una pareja anterior y por amenazarla estuvo preso casi dos años. Ayer debía presentarse en los tribunales de familia por una audiencia de cuota alimentaria, informó el diario La Voz.

En este mismo medio se confirmó que el hermano de Yohana trabajaba de mozo en el salón de fiestas donde también se desempeña su padre como cocinero.

Además, el fiscal informó que los crímenes de Deolinda y de Cristian fueron caratulados como "femicidio vinculado", una figura introducida al Código Penal en 2012, que es un delito que será penado con prisión perpetua por ser cometido no en perjuicio de una mujer sino contra personas que tienen un vínculo con ella.
Se estima que Cortez y su ex pareja habrían estado viviendo una relación marcada por la tensión a causa de que ella le había reclamado al hombre una cuota alimentaria.

Buscador