jueves 30 de mayo de 2019
VIALE 910

Abusadores, violadores, pena de muerte y la justicia argentina

Dos temas tabúes que reaparecen en la Argentina: ¿Qué hacemos con los violadores y pedófilos? ¿Sirve la pena de muerte?. Los que están a favor dicen que es un castigo ejemplar y que reduce el delito. Los que están en contra dicen no reduce el crimen y que es una discriminación de hecho contras las minorías y contra los pobres que no tienen recursos para contratar buenos abogados.

La pregunta es: ¿Qué haces con un abusador que encimar es pedófilo? ¿Que hacés con un médico pediatra que fotografiaba, grababa y abusaba de bebés y nenes para luego armar y distribuir red de pornografía infantil?

Lo que nos asusta lo que nos conmueve lo que nos escandaliza del pediatra Ricardo Russo es que este señor "un pedófilo hijo de mil puta en nuestro mundo civilizado". La cercanía nos incomoda nos golpea, nos impacta, nos desacomoda, nos aterroriza. La sola idea de pensar que aquellos que tienen que cuidar a nuestros chicos, un profesor de gimnasia, un médico, una niñera, pueden resultar ser nuestra peor pesadilla.

El término "violación" ni siquiera aparece en el código penal argentino. El delito en realidad es "abuso sexual con acceso carnal". Tiene una pena de 6 a 15 años de prisión, que puede llegar a 20 años cuando el agresor es un familiar. Lo que siento cuando veo las fotos y los videos de este médico pediatra es que debería ser condenado inmediatamente a la pena de muerte.

Pienso en la cara del médico abusador cuando se graba tocando a un bebé de 6 meses tieniendo sexo con un nene de 14 años y quiero verlo muerto. Sabemos que esa persona es irrecuperable y que si algún día recobra la libertad es muy probable que vuelve a hacer lo mismo.

Antes de discutir la pena de muerta vayamos a algo mucho más básico: ¿La justicia Argentina está a la altura de la circunstancias para tratar con abusadores y violadores? Me permito recordarles que durante 12 años fue el miembro de la corte suprema de justicia. Un "notable jurista" afirmó en uno de sus fallos que una nena de 7 años obligada a hacerle sexo oral a un portero no fue violaci{on porque no hubo acceso carnal y "porque se dio con la luz apagada".

Habrá que repensar entonces como funciona nuestro sistema de justicias si tuvimos a semejante animal como maestro de abogados, jueces y fiscales.

Dejanos tu comentario

Buscador