viernes 25 de octubre de 2019
VIALE 910

El miedo

Decía Eduardo Galeano que el miedo manda. Habitamos en un mundo gobernado por el miedo. Nos invade... los que trabajan tienen miedo a perder el trabajo. Los automovilistas tienen miedo a caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados. Los civiles tienen miedo a los militares. Los militares tienen miedo a la falta de armas. Las armas tienen miedo a la falta de garra.

Es el tiempo del miedo. Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo. Miedo a los ladrones y miedo a la policía. Miedo a la puerta sin cerradura, al niño sin televisión.

¿Y vos a qué le tenés miedo? (Me preguntó un taxista) y yo le contesé, banal: "Yo le tengo miedo al dólar". Me corrigió, sabio: "En realidad le tenés miedo al peso". Y tenía razón. Uno de los grandes problemas del país es que tenemos adoración por el dólar y pánico por el peso.

Cuando llegó Cristina Kirchner a las Casa Rosada en Diciembte de 2007 el dólar valía $3,15. Cuando se fue en Diciembre de 2015 el dólar valía $ 16,00. Hoy, terminando su mandato, el dólar vale $ 63,00. Es decir que cuadruplicó su valor en cuatro años. Conclusión: ¿Cómo los argentinos no lo vamos a tener miedo al peso?

El peso argentino es un peligro real porque desde que yo tengo uso de la razón no para de perder valor. Mi plata, mi sueldo, mi esfuerzo, mi futuro cada año vale menos. ¿Por qué sube el dólar? Porque es un precio en una economía hiper-inflacionaria.

¿Sabías que durante los últimos 100 años la inflación promedio de Argentina fue 105% anual? Todos los gobiernos militares, peronistas, radicales y liberales tuvieron altísima inflación y hasta que no resolvamos eso, el precio dólar no dejará de subir.

¿Qué inventaron los gobiernos mientras tanto? Parches. Cristina lo mantenía quieto pero con un cepo total, Macri lo liberó. Pero después se arrepintió. Y después no pudo frenarlo y llamó al FMI. Pero tampoco pudo frenarlo. Y puso cepo parcial. Pero tampoco pudo frenarlo. Y ahora pondrá un cepo más fuerte. Más de izquierda o más de derecha más liberal o más populista la historia se parece bastante.

Sin embargo, tenemos una certeza: el gobierno que viene no tiene la menor idea de cómo salir de esta encerrona.

Dejanos tu comentario

Buscador