jueves 04 de julio de 2019
VIALE 910

Espejiito espejito...

Los espejos, no se sabe con seguridad cuándo apareció el espejo en la vida del hombre; lo cierto es que se encuentra desde la más remota antigÜedad, en los mismos albores de la humanidad, cuando todavía no existía la historia, sólo oscuros recuerdos, relatos y leyendas fantásticas.

¿Qué está haciendo Alberto Fernández? Usar como espejo a Lula da Silva. Dar un fuerte mensaje geo-político a la región y al mundo. "El kirchnerismo es Lula", Lula es kirchnerismo", "el progresismo está listo para volver al poder", en palabras más vulgares, Alberto se está colgando de Lula.

La pregunta es: ¿Son el kirchnerismo en Argentina y el Lulismo en Brasil procesos políticos similares? ¿Funcionaron en espejo total como nos quiere hacer creer Fernández? La respuesta es no:

1- Lula incorporó durante sus 8 años de presidencia a 30 millones de pobres a la clase media brasileña el kirchnerismo dejó en Diciembre de 2015 una pobreza dek 29%.
2- En sus 9 alos de Gobierno Lula mantuvo la inflación de Brasil entre 3% y 6% anual. El kirchnerismo dejó 30 % de inflación y llegó a picos de 40 puntos.
3- Lula puso a Brasil entre las 6 economías más poderosas del mundo. El kirchnerismo aisló a la Argentina del mundo.
4- Lula logró el superavit fiscal. Cristina dejó 5 puntos del PBI de rojo fiscal.
5- Lula en su gestión obtuvo para Brasil la sede de los dos eventos deportivos más derechos a Clarín asociándose con Julio Grondona.
6- Lula se fue del poder el 1 de Eneri de 2011 con una imagen positiva de 82 puntos. Cristina dejó la presidencia con el 55% de imagen negativa.

En lo único que realmente se parecen el kirchnerismo y Lula en todo caso es en la causas de corrupción. A Lula lo condenaron porque una empresa constructora llamada "OAS" le regaló un triplex de 215 metros cuadrados en Guarujá. Está muy mal. Pero Crisitna Kirchner está procesada por ser la jefa de una asociación ílicita que reecaudó ilegalmente por lo menos U$S 80 millones en coimas de la obra pública.

Toda la corrupción es mala, pero digamos que Lula al lado de los kirchner es un punga de Constitución. Aún así, está preso condenado a 12 años de prisión. Y Cristina libre gracias a sus fueros como senadora y ahora candidata a vicepresidenta de la Nación.

Por eso, Alberto Fernández intentano hacer espejo con Lula es una imagen menos embustera falaz, absolutamente tramposa. Lula, con tods sus defectos, fue un fuego grande. Lo otro, una copia berreta.

Dejanos tu comentario

Buscador