miércoles 10 de julio de 2019
VIALE 910

¿Estamos siendo testigos del nacimiento del Moyano de los bancos?

Hace muchos años el carajo era la parte más alta del barco. Una pequeña canasta que encontraban en el mástil de las antiguas navel. Dada su ubicación, era inestable. El lugar donde se sentían con mayor intensidad los movimientos del barco. Cuando un marinero cometía una falta, se lo mandaba al carajo en señal de castigo. De ahí la expresión "vete al carajo". También servía cuando el marinero bajaba del carajo, estaba tan mareado que no servía para nada. "De ahí la expresión, no servís para un carajo".

El pobre Hugo Moyano está hinchado de que todo el mundo lo relacione con la empresa de recolección de basura 'Covelia'. Entonces, para desmarcarse utilizó esta frase que pasó a los anales de la historia política Argentina: "No tengo un carajo que ver con Covelia". Salió a aclarar porque se había convertido en un verdadero Pacman, Iba municipio por municipio apretando intendentes para que contraten a Covelia.

¿Qué más hizo don Hugo para que lo consideren un Pacman que no paró de comerse afiliados de otros gremios? En los años kirchneristas pronunció otra frase famosa: "Todo lo que tenga ruedas pasa al sindicato de Moyano". De esta manera, cualquier servicio de transporte a empresas que se traslada en camión pasaba automáticamente al sindicato de camioneros.

La pregunta es: ¿Estamos siendo testigos del nacimiento del Moyano de los bancos? Sergio Palazzo, el Titular del sindicato de empleados bancarios, quiere ser el Moyano del sistema financiero. Ya no se conforma con tener 80.000 afiliados en su gremio. Ahora quiere ir por los empleados de todas las empresas que ofrazcan servicios financieros, por ejemplo: Mercado Libre, estaciones de servicio, Cajero de supermercados, Pago fácil, Rapipago y Cobro Express.

Es posible pensar en un Sergio Palazzo lo suficientemente empoderado para disciplinar a las grande financieras argentinas. Si estas empresas estuvieran enfrente un líder sindical fuerte un Moyano del Siglo 21, un Moyano moderno un Moyano financiero... tal vez sería mucho más sencillo para un eventual gobierno kirchnerista negociar.

Tal vez, la ex presidenta ya encontró quiénes son los dueños de los dólares genuinos que produce la Argentina. Ya chcocó en 2008 con el campo y no le fue muy bien. La próxima batalla podría ser con las Fintech. Pero para eso, necesita un comisario sindical fuerte. No me digas que el sheriff Palazzo ya está listo para salir a la cancha.

Dejanos tu comentario

Buscador