martes 15 de octubre de 2019
VIALE 910

La soberbia, el peor pecado para gobernar

¿Vieron la película 'Seven' donde actúan Brad Pitt y Morgan Freeman? Ellos son dos detectives que se van topando con diferentes asesinatos y con el transcurrir de los días van entendiendo que están todos conectados porque cada uno representa un pecado capital diferentes.

¿Cuál es el peor de los siete para gobernar el país? La soberbia. El sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o directamente despreciativo hacia ellos. Dicen que la soberbia es muy mala consejera.

¿Qué es lo que vimos en orden cronológico en las últimas 48 horas? Un Alberto Fernández agresivo y por momentos soberbio en el debate tratando a Macri de ignorante. Cánticos de sus asesores que lo ven como presidente. El mismo Fernández que se autoproclama presidente en Rosario. La candidata a vicepresidenta Cristina Kirchner diciendo que Macri no es muy 'chispita'.

El kirchnerismo, cuando tuvo mucho poder, se comportó de manera soberbia. La soberbia es básicamente creerse más que los demás, creerse indispensable y ahí sigue el maltrato a los supuestos inferiores, que fueron:

1- El periodismo, que me critica.
2- El sindicalismo,que me hace paros.
3- El campo, que pide basta de retenciones.
4- Los empresarios, que piden menos impuestos.
5- Los acreedores, que piden cobrar la deuda.
6- La clase media, que pide comprar dólares para no perder con la inflación.
7- Los gobernadores, que pedían recursos.

El kirchnerismo, con mucha soberbia, se fue peleando con cada uno de estos actores sociales. Trató al periodismo de 'operador', al sindicalismo de 'egoísta', al campo de 'golpista', al empresariado de 'angurriento', a los acreedores de 'buitres', a la clase media de 'superficial' y a los gobernadores de 'vegetales'.

Hay una diferencia fundamental entre el pasado y el futuro. En el pasado el kirchnerismo tenía caja que le permitía maltratar y someter. En el futuro no habrá caja porque el gobierno de Macri deja un país sin guita y con una deuda mucho más alta. De manera, que, les recomiendo que bajen un poquito los humos y no maltraten a la gente porque si no se van a chocar de frente en tiempo récord. No sean soberbios, asquerosos, violentos. Primero porque todavía no ganaron y segundo porque, aún ganando, la sociedad no los votó por amor si no por espanto a los que se van.

Alguna vez en la vida aprendan del pasado. Cada vez que fueron arrogantes, terminaron peleados con todo el mundo. Está vez el horno no está para bollos.

Dejanos tu comentario

Buscador