lunes 20 de mayo de 2019
VIALE 910

¿Volvemos a los tiempos del títere? Reviví el editorial de Jonatan Viale sobre la fórmula Fernández - Fernández

Mientras la gran mayoría de países el tiempo avanza el tiempo se muevo para adelante. La sensación es que en la Argentina el tiempo corre para atrás. Es como si estuvieramos toda la vida retrocediendo o repitiendo lo que ya pasó en los 50, en los 70, en los 90.

Esta vez en la actualidad nos llevó a todos esas 4 palabras que se viralizaron el fin de semana. "Campora al gobierno, Perón al poder". ¿Que había pasado? Después de casi 18 años de proscripciones, el puebloa argentino pudo expresarse libremente en las urnas. El general Lanusse se dio cuenta que su dictadura se caía a pedazos. la violencia guerrillera crecía; el descontento popular también. Entonces decidió terminar con la proscripción del peronismo y llamar un "gran acuerdo nacional" convocando a elecciones para 1973.

Perón hizo lo que quiso. Volvió cuando tuvo ganas pero ademas sorprendió a todo el mundo poniendo una presidencia de transición. Héctor José Campora como candidato a presidente como su delegado en la Casa Rosada. Títere, marioneta y otros sinónimos salieron a la luz.

¿Volvemos a los tiempos del títere de la marioneta, del monigote? Una de las claves del anuncio que conmocionó a la mañana del sábado y revolucionó el panorama político argentino es la presentación en sí misma. Fue Cristina la que anunció que el candidato a presidente es Alberto Fernández y fue ella la que blanqueó la candidatura presidencial.

De movida ya percibimos a Alberto su primera radicalización o su primera Cristinización. Fue la semana pasada cuando dio la lista de los jueces que la van a pasar mal si ellos vuelven al poder. Solo un inconsciente podría creer que la ex presidenta no va a tener una infuencia total en Alberto si llega a conducir a casa rosada a partir de Diciembre.

Y a propósito de Massa. ¡Qué hará el líder del Frente Renovador? ¿Seguirá su camino como candidato? ¿Qué es lo que esta viendo Massa? Que nuevamente se lo come la grieta. Alberto Fernández le ofreció ser primer candidato a diputado por la provincia y un cargo en el poder ejecutvio si gana la presidencia.

En síntesis, las cosas cambian. Las personas se amigan se pelean y se vuelven a amigar. Las palabras se las lleva el viento. A las convicciones también. Pero estoy seguro que la sociedad Argentina ya no perdona que la traten de estúpida.

Dejanos tu comentario

Buscador