miércoles 28 de agosto de 2019
NOVARESIO 910

Luis Novaresio y una editorial metafórica: "Argentina es un paciente en estado severo"

El conductor de Novaresio 910 volvió a hacer una de sus clásicas editoriales. ¡Imperdible!

lared_export_2019-08-28_11-12-18.mp3

El conductor de Novaresio 910 volvió a hacer una de sus clásicas editoriales. ¡Imperdible!


Hoy va a ser una jornada difícil. Desde ayer a la tarde era difícil y hoy estamos con muchísima tensión. Desde el punto de vista económico hay una necesidad de desembolso de 5400 millones de dólares de un acuerdo con el FMI para poder garantizar los pagos de la deuda que tiene Argentina. Llegaron el sábado los integrantes, se reunieron con el Gobierno, repasaron las cuentas, no parecía haber inconvenientes y se reunieron con Alberto Fernández.

De alguna manera, el propio FMI le dijo a Fernández: "Estamos en una situación de vacío de poder, estamos más interesados en conversar con usted que con la gestión que está a punto de irse". Y Alberto les dijo que no se iba a hacer cargo de los acuerdos que hicieron con Argentina, porque fueron ellos mismos los que avalaron los desembolsos históricos que llevaron a una fuga de capitales. El Fondo ahora no sabe si Alberto cumplirá. El dinero no aparece.

Estamos en épocas en donde los literalistas, los que toman todo al pie de la letra, producen estragos. Gabriel Rolón me decía que los psicóticos son literales. A los psicóticos de la política los excluyo. Uso esta metáfora para intentar graficar que Argentina es un paciente en estado severo, asistido por un cirujano elegido democráticamente: Mauricio Macri. Los signos vitales de Argentina no son buenos. Es impactante el nivel de empleos que se pierden, PyMEs que se cierran... Está operando Mauricio Macri con una receta que hace 3 años no da resultado. En el medio de esto, se sabe que en el equipo de cirujanos el nuevo jefe va a ser Alberto Fernández, que asume en diciembre. Entonces el gobierno dice: "bueno, que venga el cirujano y nos dé una mano ahora". Y el nuevo cirujano dice: "momento, yo no me voy a hacer cargo de todos los errores que se hicieron con este paciente". Quedan dos cosas: o el paciente sigue siendo atendido por Mauricio Macri hasta las últimas consecuencias o el cirujano Fernández ayuda a sostener a este paciente hasta diciembre para luego empezar con su técnica. Acá, más que técnica hace falta política. Hace falta decirle al cirujano que está operando que no sea soberbio, que las consecuencias pueden ser gravísimas.

Ayer lo dijo Asís en una entrevista conmigo, "hay que adelantar las elecciones". Yo le dije que no, que hay que respetar los tiempos por respeto histórico de la democracia. Dijimos en este programa que las PASO iban a ser primera vuelta, y que las tenían que suspender. Me acusaron de golpista, de no entender nada. Si se hubieran suspendido las PASO, estaríamos en una situación gravísima desde lo económico, pero no en una situación de zozobra como la que estamos ahora, ante la existencia de un presidente gobernando y un no presidente electo ni siquiera electo como tal. Hace falta que el gobierno haga política. Que alguien se siente con Alberto Fernández y le diga que la gente tiene pánico de que el dólar se descontrole. Ya lo sabemos de memoria en nuestro país.

Se necesita un acuerdo político, que se puede lograr si hay alguien que cree en la política. Hoy le preguntamos a una de las personas más importantes del Albertismo: Nicolás Trotta, que dijo esto: (AUDIO TROTTA) Hay que llegar hasta el 28 de octubre. Y para eso hace falta un marco político que contenga la incertidumbre política hasta ese momento. El único que mostró habilidad en el Gabinete para hacer política fue Frigerio. Respetuosamente, le diría a Macri que no está en grado de decir que no va a hablar con Alberto Fernández. Así como, si pudiera, le diría a Fernández y a su grupo, que no se me escapa que algunos quieren ver arrodillado al presidente, y que disfrutan el "cuanto peor, mejor", les pido mesura. No me parece que eso represente el espíritu de Alberto Fernández.

Le pido ejercicio de la política a Mauricio Macri que negó durante tres años y medio. ¡Siéntese y negócielo! Siéntese y busque algún acuerdo que permita tranquilizar a este paciente, al próximo cirujano y a todos los que miramos angustiados con la misma expresión: "otra vez...". Dentro de unas horas empezaremos a trotar al ritmo de las grandezas políticas para que esto se calme, o las mezquindades políticas para que todo se vaya al demonio.

Dejanos tu comentario

Buscador