lunes 19 de noviembre de 2018
Copa Libertadores

Scocco, el gran dilema de Gallardo en River

El delantero millonario volvió este lunes a entrenarse de manera diferenciada y se postergó el alta médica que estaba prevista para el primer día de la semana de la superfinal ante Boca Juniors.

El delantero de River Plate Ignacio Scocco volvió este lunes a entrenarse de manera diferenciada y se postergó el alta médica que estaba prevista para el primer día de la semana de la superfinal ante Boca Juniors por la Copa Libertadores de América.

El estado de salud del ex delantero de Newell's Old Boys de Rosario es el tema que domina la actualidad del plantel "millonario" y no termina de aclararse sea por estrategia de ocultamiento o por su lenta evolución.

Cual fuere el motivo, lo cierto es que el atacante santafesino comenzó esta tarde la práctica en el River Camp junto a sus compañeros para la entrada en calor y más tarde fue apartado para trabajar junto a uno de los kinesiólogos.

A un costado, realizó trabajos físicos especiales con varillas, conos y una pelota, todo a baja intensidad, mientras sus compañeros desarrollaban tareas físicas y futbolísticas más exigentes.

Se esperaba que hoy Scocco tuviera el alta médica luego del progreso experimentado el sábado cuando tomó contacto con el balón por primera vez desde que sufrió su lesión en el gemelo derecho en cancha de Quilmes el pasado domingo 3 de noviembre en un partido con Estudiantes de La Plata por la Superliga.
El parte médico oficial del club informó que lo de "Nacho" fue una "contractura" y desde aquel partido, en el que salió por precaución, recibió cuidados especiales hasta el jueves pasado cuando comenzó a aumentar las cargas físicas.

Esta tarde, en la entrada en calor, las sensaciones del delantero no fueron las mismas y la rutina especial volvió a ganar terreno, lo que mantiene la incertidumbre sobre su presencia en la superfinal del sábado próximo en el Monumental.

Scocco fue verdugo de Boca en dos clásicos de este año (el de la Supercopa Argentina en marzo y la Superliga en septiembre), pero no fue considerado por Gallardo para el partido de ida que terminó igualado 2-2 en La Bombonera.

El "Muñeco" está obligado a realizar un cambio en el ataque "millonario" por la ausencia de colombiano Rafael Santos Borré, quien llegó al límite de tarjetas amarillas en la primera final.

El uruguayo Rodrigo Mora, de 31 años, es otra posibilidad que cuenta el técnico para la formación inicial. Fue titular en tres partidos de la fase inicial de la presente edición de la Libertadores y marcó un gol en el encuentro debut ante Flamengo de Brasil (2-2) el 1 de marzo.

Por la fase final, jugó solo cuatro minutos en el desquite con Racing y 22 en la ida con Independiente en Avellaneda. Sus últimos goles (2) los consiguió ante San Martín de San Juan, por el torneo local, el 15 de septiembre.

Otra variante para Gallardo es jugar con un solo delantero y sumar volantes con llegada como ya hizo en tres partidos del año; ante Independiente Santa Fe de Bogotá en la fase inicial de la Copa y frente a Belgrano de Córdoba y Argentinos Juniors en la actual Superliga.

Así, el probable equipo para el sábado es el siguiente: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco; Exequiel Palacios, Enzo Pérez, Leonardo Ponzio y Gonzalo Martínez; Pratto y Scocco o Mora o Ignacio Fernández.

El capitán Ponzio, ausente en la primera final por un desgarro, tiene su vuelta asegurada en lugar del defensor Lucas Martínez Quarta.

Hasta el jueves o viernes próximo, en Cardales, donde River hará su concentración, Gallardo no tiene previstos trabajos tácticos con el probable el equipo y la confirmación del mismo será en las horas previas del partido cuando el plantel llegue al Monumental.

El superclásico decisivo que pondrá en juego la Copa Libertadores de América se disputará el sábado próximo a las 17 en el estadio Monumental con arbitraje del uruguayo Andrés Cunha.

Buscador