jueves 23 de noviembre de 2017
ARA San Juan

Temen que "la anomalía" haya sido una explosión en las baterías del submarino

Con el octavo día cumplido, la búsqueda del ARA San Juan se volvió a complicar por el estado del tiempo.

Esa "anomalía hidroacústica" -concepto que Balbi equiparó varias veces con "un ruido"- fue registrada hacia las 11 de la mañana de ese día, tres horas y media después de que el comandante del submarino informara su posición a la base de operaciones. El indicio fue detectado en la ruta que el submarino debía hacer hasta Mar del Plata, a unos 48 kilómetros hacia el norte desde la última ubicación conocida, que fue a la altura del golfo de San Jorge, a 432 kilómetros del continente.

Fuentes extraoficiales vinculadas a la Armada explicaron que en distintos lugares del Atlántico Sur hay "hidrófonos" capaces de captar sonidos en la profundidad del mar, y sostuvieron que existiría un estallido ocurrido el miércoles 15, día de la última comunicación de la tripulación del ARA San Juan.

Desde San Diego la teniente Lily Hinz, de la Armada estadounidense, dijo que este sonido no podía atribuirse a la vida marina o a algún ruido que se produzca en el océano en forma natural. Aunque tampoco quiso conjeturar si podría haberse tratado de una explosión e indicó que los expertos desconocen qué lo causó. "No fue una ballena, y no es un sonido que ocurra con regularidad", afirmó.

Según el diario La Nación, que habló con varios expertos, el abanico de posibilidades de esa alteración significativa del nivel de ruido proveniente de las profundidades del mar en un punto determinado es sumamente amplio. En el contexto de las hipótesis aplicadas al caso, ese sonido inesperado y suficientemente potente como para haber sido escuchado en superficie por quien hubiese estado en disposición técnica de hacerlo sería compatible con una explosión dentro del submarino.

Esa hipotética explosión se habría producido unas cuatro o cinco horas después del último contacto radiofónico del S-42, a unas 30 millas náuticas (casi 60 kilómetros) de aquel punto de referencia, casi en línea recta hacia Mar del Plata, que era el destino hacia el cual había puesto proa el comandante del buque.

La explicación de esa teórica detonación es, por estas horas, objeto de vagas especulaciones. Como fue planteada, la hipotética explosión sería el origen de la pérdida definitiva de contacto con el barco y de la desaparición del San Juan.

domingo 18 de febrero
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador