domingo 13 de mayo de 2018
ECONOMÍA

Ultimos informes de la economía bajo la lupa

La Universidad Austral considera que el retorno al FMI es "una oportunidad para aprovechar y bajar el riesgo país"

El retorno al Fondo Monetario Internacional (FMI) es "una oportunidad para aprovechar y bajar el riesgo país", consideró el director del área de Economía del IAE Business School de la Universidad Austral, Eduardo L. Fracchia, tras el anuncio del gobierno nacional sobre el inició conversaciones con el organismo para negociar una línea de asistencia financiera.

El especialista consideró que "la idea de recurrir al Fondo parece razonable dado que las condiciones de financiamiento son mejores que las condiciones del mercado. Esto es un tema muy sensible a partir de la minicorrida de la última semana relacionada, en parte, con nuestra alta posición de endeudamiento en un contexto de suba de tasas americanas", apuntó.

El directivo de la Universidad Austral consideró que el FMI "ve que hay esfuerzos argentinos" y destacó que la directora del organismo multilateral, Christine Lagarde, en particular, "ha sido muy entusiasta con las reformas que está encarando el país luego del aislamiento kirchnerista".

"Recordemos que la medida de Néstor Kirchner para cortar lazos con el Fondo pagando todo lo adeudado, desde el punto de vista financiero una mala medida, fue demagógica ya que al 75% de los argentinos según las encuestas de opinión de los últimos 30 años el FMI les cae mal", precisó.

"En definitiva, parece una decisión razonable que habrá que ver cómo se instrumenta y se comunica a una sociedad crítica al FMI. Esperemos que traiga tranquilidad a la plaza y respaldo para las medidas de fondo que el gradualismo precisa con la finalidad de seguir cumpliendo el objetivo de bajar inflación y pobreza hacia 2020", subrayó.

No obstante, Fracchia recordó que "la relación de la Argentina con el Fondo Monetario lleva más de 60 años y, en general, no hemos cumplido los compromisos asumidos en las cartas de intención".

Turbulenta encerrona

El actual esquema planteado por la gestión económica de Cambiemos, basado en la desregulación, liberalización, apertura, endeudamiento y fuga de dólares, agrava sensiblemente los cíclicos problemas de restricción externa de la economía argentina, tornándola más dependiente de los dólares financieros y más expuesta a las turbulencias. Ante elementos coyunturales como la suba de las tasas de los bonos del Tesoro de EEUU o la entrada en vigencia del resistido impuesto a la renta financiera para extranjeros, el esquema conduce a una encerrona: las únicas dos soluciones posibles son devaluar o entregar las reservas. Es importante destacar que estas reservas provienen exclusivamente del endeudamiento externo y que, incluso vendiendo el 100% de las mismas, no alcanzan para pagar ni el 50% de la deuda contraída en estos dos últimos años.

En los últimos 24 meses hubo un importante fenómeno de fuga de capitales, récord de salida de dólares por turismo y compras con tarjeta, el segundo déficit comercial más alto de la historia argentina en 2017 y una creciente retención de la cosecha. Todos estos elementos preparan el escenario para que un puñado de actores en el mercado tome las decisiones. Los resultados de las convulsiones cambiarias, hasta ahora, fueron: la dolarización y fuga de excedentes, ganancias extraordinarias por tipo de cambio, tasa de interés en torno al 40% para reinstalar el carry trade y mayor ajuste fiscal para garantizar el pago de deuda.

Que el gobierno decida entregar nuevamente a Argentina a los brazos del FMI tiene un doble impacto en el corto plazo: la eventual entrada de dólares frescos para financiar un modelo insolvente que necesita mantener la estabilidad económica para el período electoral de 2019 y la vuelta al Fondo es una señal hacia los grandes capitales especulativos que en las últimas dos semanas huían del mercado local. Ese mensaje es claro: "Argentina tiene como último garante al FMI, vamos a pagar o pagar, no se vayan".

La contracara del acuerdo tiene también dos impactos sumamente perjudiciales para la economía y soberanía argentina: un mayor endeudamiento externo que complica seriamente las posibilidades de repago del país y las conocidas condicionalidades que impondrá el fondo.


Dejanos tu comentario

domingo 23 de septiembre
° C
Min / Max
Min / Max
Min / Max

Buscador