viernes 31 de mayo de 2019
VIALE 910

Volvimos a los tiempos donde solo juegan dos equipos

Hay una frase de prócer argentino que tienen en común los líderes actuales de la oposición. Hay una frase del general José de San Martín que, increíblemente, podría servir de punte para dos políticos hace 10 años no se dirigen la palabra. La frase que se le atribuye a San Martín es: "Cuando la patria esta en peligro, todo está permitido, excepto, no defenderla".

Está misma frase incorporó misteriosamente Sergio Tomás Masa. Lo que está haciendo el líder del frente renovador es ir adaptando su discurso para una alianza de supervivencia. Él cree que si la oposición va dividida, le facilitan la victoria a Macri. Entonces habla de una "nueva mayoría" opositora que incluya a todos. Incluída Cristina, incluído Aníbal Fernández, Daniel Scioli, incluída Hebe de Bonafini, incluído Amado Boudou. Todos adentro para ganarle a Macri porque la patria está en peligro.

Lo concreto es que cada vez más nos estamos encaminando hacia una polarización total del escenario político y van desapareciendo cada vez más rápido las opciones del medio. Para decirlo fácil: El centro ideólogico está siendo arrasado por los dos extremos. El kirchnerismo se está comiendo a Massa y el Macrismo se está comiendo a Lavagna y Urtubey. Lo que todos pensamos que iba a pasar en Octubre o Noviembre con el balotaje está adelantando vertiginosamente. El espacio no macrista y no kirchnerista está siendo deglutido. Y estamos volviendo, sin darnos cuenta, al viejo esquema del bipartidismo.

¿Qué está pasando ahora? Lo mismo el peronismo se está juntando detrás de la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández (incluído Massa) y Cambiemos vuelve a tomar el rol histórico del viejo partido radical-. O sea, volvimos a los tiempos donde hay solo dos equipos competitivos en la cancha.

Urtubey está coqueteando con Macri. Lavagna está pensando seriamente en bajarse porque mide menos de lo que imaginaba aunque su espejo le decía que era el más bonito del reino. Massa está sembrando el terreno para la vuelta a su primer amor kirchnerista con frases de San Martín. Cualquier matiz, cualquier varón o mujer que no esté alineados será tratado de tibio, traidor, cagón. Ahí por supuesto va estar el buen periodismo para recibir todos esos elogios.

Dejanos tu comentario

Buscador