Fernando Mancini
En vivo
Escuchá ACA HAY BUEN FUTBOL
Lun. a Vie. | 00 hs
VILOUTA 910
Editorial Paulo Vilouta: "Bajo la lupa"
Editorial Paulo Vilouta: Bajo la lupa

El Gobierno está esperando aprobar la ley de Bases y por ahí pasa la información de esta mañana, el minuto simplemente para decirle a nuestros parlamentarios que hoy están bajo la lupa, no por lo que voten o lo que dejen de votar, porque cada uno tiene la libertad desde una banca, que es la distinción que le damos.

Los ciudadanos eligiéramos los más allá que cuando vemos este tipo de debates. A muchos no les conocemos, pero ni la cara y algunos ni la voz, porque esto es el sinónimo de un sistema electoral viejo en la Argentina, con listas sábanas donde metemos adentro del Parlamento a un montón de gente que desconocemos, por lo general botamos la cabeza.

El primero, la primera, el segundo, la segunda, y ahí nos quedamos algunos hace cuatro mil quinientos años que están y son apreciables, otro hace cuatro mil quinientos años que están y la verdad que sin funciones, prácticamente sin funciones, con discursos de muy poco relieve, con gente muy desinformada y con cimientos ideológicos para mi gusto que no se mueven.

Y en la vida. Muchas veces ese tipo de cimientos tienen que ceder porque hay cosas que fueron cambiando y hay cosas que son muy reiteradas. Yo me siento a ver un debate de esto y sé lo que va a decir o por dónde va a caminar cada uno, porque responden muchos a ideologías que están en un cimiento inamovible, inalterable. Y es una pérdida de tiempo. Porque hace veinte horas que estamos escuchando algunos discursos muy poco interesantes, muy poco relevantes para un país que está en una crisis absoluta de lo económico, de lo educativo, de lo sanitario, de lo moral. Tenemos que resolver temas con una urgencia impresionante.

Y ayer esta cámara, esta cámara de diputados de la nación, que están bajo la lupa de la gente porque hay un cansancio y un hartazgo, no por la democracia, pero sí por la conducta de muchos de los que están en el Parlamento de la Nación. Ayer, veintidós minutos tardaron para votar los diputados de la Nación la metodología que iban a utilizar en esta maratónica sesión. Veintidós minutos.

Dejemos de lado esos gritos y que tomate el lance lítico y que no sé qué cosa y esas caras donde muestran los dientes permanentemente y esas diputadas de la izquierda que no sé si se dan cuenta que apenas sacaron un dos por ciento y quieren manejarlo como si fueran las presidentas de la nación. Más que presidentas, las monarcas de la nación, porque creen que sus ideas revolucionarias y piden que se caiga un gobierno elegido por la gente y siempre están con malos gestos y están siempre mostrando los dientes como agresivas. Y a los gritos.

Bueno, ayer veintidós minutos les llevó a los diputados, queridos nuestros de todos los bloques, resolver la metodología de trabajo.

Sabe cuánto tiempo tardó el vecindario los senadores, el escándalo que tuvimos votando sus dietas y aumentándose un ciento sesenta y nueve por ciento cuarenta y ocho segundos.

Miren la rapidez para definir un aumento de dietas y la lentitud intolerable para poder simplemente determinar cuál era el formato de trabajo de la Cámara de Diputados ante una ley que se transforma en un pilar para cualquier gobierno que asume.

Porque todos los gobiernos, cuando han asumido la Argentina, han necesitado y lamentablemente hablamos siempre de lo mismo, de valerse de una emergencia y de valerse de una caja de herramientas ante situaciones dramáticas con facultades especiales porque siempre el país vive en emergencia.

Ojalá que algún día salgamos de esta situación y ojalá que en los próximos debates tengamos la posibilidad de escuchar discursos con mayor cantidad de contenido y con mayor posibilidad de variables, porque estamos en desacuerdo en muchísimos puntos del proyecto de ley.

Pero para estar en desacuerdo tenemos que tener la posibilidad de rebatir lo que no corresponde con algo que corresponda con una idea superadora. Para eso están los parlamentos en el mundo.

Reitero veintidós minutos para ponerse de acuerdo. Cómo se iban a poner a trabajar cuarenta y ocho segundos los senadores para levantar la mano, Algunos con vergüenza a media asta para el aumento de dieta.

Embed
CgooZnVuY3Rpb24oKXsKdmFyIHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSA9IGRvY3VtZW50LmNvb2tpZS5yZXBsYWNlKC8oPzooPzpefC4qO1xzKilUREVtYWlsXHMqXD1ccyooW147XSopLiokKXxeLiokLywgIiQxIik7CnZhciB0cmFja2luZ0V2ZW50ID0gewp1cmw6ICJodHRwczovL3RyYWNrZXIudGhpbmtpbmRvdC5jb20vaW5nZXN0L2V2ZW50IiwKb2JqZWN0X2lkX3JlZ2V4OiAiIiwKZXZlbnQ6IHsKb3JnYW5pemF0aW9uX2lkOiAyOTYsCmFwcGxpY2F0aW9uX2lkOiAibGEtcmVkIiwKb2JqZWN0X3R5cGU6ICJOb3RhIiwKb2JqZWN0X2lkOiAiMTMxNDk4MiIsCm9iamVjdF91cmw6IHdpbmRvdy5sb2NhdGlvbi5ocmVmLApwdWJsaWNhdGlvbl9kYXRlOiAiMjAxNi0wMS0wMVQwMTowMTowMS4wMDBaIiwKdmFyXzE6IFsiRWRpdG9yaWFsIiwiUGF1bG8gVmlsb3V0YSIsIiJdLCAvL2kuZTogYXV0aG9ycyBpZHMKdmFyXzI6IFsiVklMT1VUQSA5MTAiLCIiLCIiXSwgLy9pLmU6IGNhdGVnb3JpZXMgaWRzCnZhcl8zOiBbIlBhdWxvIFZpbG91dGEiXSwKdmFyXzQ6IFt1bmVzY2FwZSh1c2VyRW1haWxDb29raWUpXQp9Cn07CnZhciB0cmEgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KCdzY3JpcHQnKTsKdHJhLnR5cGUgPSAndGV4dC9qYXZhc2NyaXB0JzsKdHJhLmFzeW5jID0gdHJ1ZTsKdHJhLnNyYyA9ICdodHRwczovL2Nkbi50aGlua2luZG90LmNvbS90cmFja2VyL3RyYWNrZXItMS40Lm1pbi5qcyc7CnRyYS5vbmxvYWQgPSB0cmEub25yZWFkeXN0YXRlY2hhbmdlID0gZnVuY3Rpb24oKSB7CnZhciBycyA9IHRoaXMucmVhZHlTdGF0ZTsKaWYgKHJzICYmIHJzICE9ICdjb21wbGV0ZScgJiYgcnMgIT0gJ2xvYWRlZCcpIHJldHVybjsKdHJ5IHsKdHJhY2tlcl9ldmVudCh0cmFja2luZ0V2ZW50KTsKfSBjYXRjaCAoZSkgewpjb25zb2xlLmxvZygidHJhY2tlciBlcnJvciAiICsgZSk7Cn0KfTsKKGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdoZWFkJylbMF18fGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdib2R5JylbMF0pLmFwcGVuZENoaWxkKHRyYSk7Cn0pKCk7Cgo=
Fernando Mancini
En vivo
ACA HAY BUEN FUTBOL
Con Fernando Mancini