Gustavo López
En vivo
Escuchá LOPEZ 910
Lun. a Vie. | 10 hs
VILOUTA 910
Editorial Paulo Vilouta: "Basta de extorsiones"
Editorial Paulo Vilouta: Basta de extorsiones

Una semana muy particular y en las últimas horas donde han pasado algunas cosas que particularmente a mí me llaman la atención que las naturalicen, porque todos tenemos derecho a pretender cambios en un país o mantenernos igual.

Y yo creo que Argentina, que es un país que cada diez años entra en crisis brutales y que acumula cada vez mayor cantidad de gente pobre, no está percibiendo que en algún momento, tal vez porque si bien estamos con el agua al cuello, algunos ven en el dos mil dos casi como el dos mil uno, el dos mil dos, como lo peor que nos pasó en la vida.

Yo creo que aún estando con el agua al cuello, tenemos la obligación de pedirle a todos los políticos argentinos hayan gobernado o no hayan gobernado o tengan intención de gobernar, de buscar ideas superados, porque hoy no hay ningún indicador en Argentina que nos haga sentir prósperos.

De cara al futuro. Tenemos el sistema jubila fundido, donde el setenta y cinco por ciento de los jubilados cobran una miseria. Tenemos una ley laboral muy injusta porque permite que solamente haya un grupo de argentinos beneficiados con beneficios y ocho millones de personas fuera del sistema, Como les digo siempre, sin vacaciones, sin paritarias, sin aportes a futuro para ganar una miseria cuando se jubilen.

También tenemos también, desde el punto de vista fiscal, un sinfín de interposición de impuestos. Donde pagamos, pagamos, pagamos y miramos a nuestro costado. Decimos Che con todo lo que pago la educación más allá que discutamos. Lo público no público está buena, no?

¿Por qué? Y porque los resultados no dan. Los chicos no interpretan texto, los chicos no dividen, los chicos no multiplican. Cada diez que entran a una universidad, tres se reciben el dieciseis por ciento. Dieciseis de cien Terminan primaria y secundaria completa. A los diecisiete dieciocho años miramos para el costado con tanto hip che la salud resplandeciente.

No, si no fuera porque tenemos los mejores médicos del planeta y los enfermeros con mayor predisposición y genios cerebrales. Porque de acá han salido médicos, científicos y la verdad es que andamos con mucho lío porque por ahí vamos a un hospital y no tenemos una gasa.

¿Por qué? Porque los presupuestos, Porque esto, porque el otro y siempre andamos con este tipo de problemas y siempre estamos discutiendo con la flecha para abajo con la fecha declinante.

Hoy es un momento donde guste o no guste, después diremos esto. Está bien, esto es espantoso. El país discute una ley de bases muy pulida porque el actual Gobierno que pretendió llevarse con seiscientos artículos una supuesta modificación que no va a poder ser, porque todo tiene su tiempo y porque todo merece un debate y porque tenemos que analizar como argentinos, qué conviene y qué no conviene, qué sirve y qué no sirve.

Pero de ahí a extorsionar gente, extorsionar senadores o querer manipular lo que cada uno piensa. Me parece que ayer se produjo un quiebre muy, pero muy grave. Y sería muy bueno que hoy algún fiscal de la Nación hay muchos muy buenos y que lograron corregir injusticias notables.

Citen al señor Edgardo Llano y citen al señor Pablo Moyano para que entiendan estos sindicalistas que en Argentina vivimos en democracia, para que sepan que podemos opinar libremente, les guste o no les guste nuestra opinión y que los senadores argentinos fueron elegidos popularmente por el voto.

¿Qué quiero decir con esto? Que no hay posibilidad que ningún patotero que esté al frente de un sindicato pueda decidir cómo va a votar un senador.

Esto como consecuencia de lo que ayer decía, entre otros, el señor Edgardo Llano, que propuso escuchar a los senadores que voten la ley de bases cuando tomen un avión de una empresa pública con enormes pérdidas a estos tiempos como es Aerolíneas Argentinas.

Bueno, este señor, más allá de la falta de recursos intelectuales, lleva a cabo una tarea muy grosera porque esto es un escrache. Esto significa que el senador que no vote lo que este señor disponga cuando tome un vuelo de aerolíneas para venir de su provincia, va a ser escrachado o maltratado. ¿Ustedes entendieron la magnitud de la burrada expuesta por este hombre?

Primero, que los aviones no le pertenecen. Segundo, que estamos hablando a una empresa pública y tercero, que cada uno puede pensar lo que se le da la gana y los ciudadanos serán los que, a través del voto popular, decidan la conducta de estos senadores. Habrá senadores que no podrán entrar a su provincia si votan en contra de los intereses de su provincia y habrá senadores que en el próximo turno la gente los reelegirá o no.

Éste es el sistema democrático, no este sistema tan precario que impone este hombre que hace veinte años está al frente de un sindicato. Esto también lo tenemos que revisar en una Argentina que lo prometió con Cristina Fernández, con Mauricio Macri, con Fernando de la Rúa, con basta de sindicalistas perpetuos en su cargo. Por favor, agilicemos, porque nos damos cuenta que esta gente no solo está mucho tiempo, sino que tiene ideas de otro momento.

Esto es un escrache. Esto es una pateada infernal, pero no conforme con el señor Edgardo Llano, que propone escrache a los senadores que suban a los aviones si votan la ley Bases. En el Congreso de la Nación apareció Pablo Moyano Pablo Moyano, que mandó también un mensaje a los senadores de la Nación. Este es un mensaje a los senadores y senadoras que tienen una responsabilidad muy importante en los próximos días para rechazar esta ley que perjudica a millones de argentinas.

Por supuesto que voy creciendo. Si el Gobierno no entiende con todas las medidas que se están tomando, que si no cambia el ritmo económico, entonces se va a ir profundizando el señor Pablo Moyano. No son sugerencias, son extorsiones y son situaciones de amenaza.

Ojalá, repito algún fiscal esté a la altura de las circunstancias y los convoque, porque en la Argentina todos rechazamos todos los escraches. No hay que buscar a la supuesta víctima para ser solidario o no. Todos son escraches desde el primero al último. Y Argentina es un país que en esto ha evolucionado y la sociedad no quiere este tipo de situaciones.

El sindicalismo argentino tiene un noventa y dos por ciento de imagen negativa y vamos a un paro el próximo día jueves, donde hay un montón de motivos de gente que hoy está descontenta. No le alcanza el dinero, tiene problemas con la educación de sus hijos, tiene problemas con la salud, tienen problemas con las jubilaciones que han sido licuados y están muy golpeados. Los jubilados argentinos tienen problemas con los medicamentos tienen problemas con los alimentos, pero sabe que también tienen problemas con los sindicalistas, porque el noventa y dos por ciento los ve con muy mala imagen.

Y en la última encuesta que hoy contaba Nuria Am del señor Jacob, el setenta está en desacuerdo con la medida, porque el viernes, el viernes diez, estaremos en el en el mismo país con los mismos problemas, con los mismos sindicalistas, con la misma intransigencia, con los mismos escrache, con los mismos amenazadores de los últimos tiempos y con un día menos de productividad. Es un país que en algunas cosas, más allá de los derechos que tenemos todos, atrasa porque no tiene soluciones.

Ni este señor Edgardo Llano, ni este señor Pablo Moyano, más allá de lo grosero del pensamiento, tienen alguna idea diferente para levantar un país que tiene sesenta por ciento de pobres y diez por ciento de indigentes con gente que está tirada por la calle y duerme en la calle con chicos que no comen cuatro veces por día.

Ojalá alguno algún día marque un camino diferente para poder enfrentar las ideas que puedan atentar contra cualquier derecho de los argentinos, pero sin amenazas sin advertencias y sin extorsiones.

Porque la democracia es eso. No definen los patotero sindicalistas lo que tienen que hacer la gente y nuestros senadores, sino que lo define el voto popular y argentina. Gracias a Dios, desde mil novecientos ochenta y tres es un país libre de pensamiento. Vamos a las urnas.

Votamos bien o mal. Muchas veces lo hacemos mal, pero sabemos que somos los responsables. Final y finales de todos los actos que tiene un país democrático como el nuestro. Basta de extorsiones. Basta de amenazas, Basta de pato, ceros. Ojalá que hoy la justicia le ponga un punto y esté a la altura de la circunstancia.

Embed
CgooZnVuY3Rpb24oKXsKdmFyIHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSA9IGRvY3VtZW50LmNvb2tpZS5yZXBsYWNlKC8oPzooPzpefC4qO1xzKilUREVtYWlsXHMqXD1ccyooW147XSopLiokKXxeLiokLywgIiQxIik7CnZhciB0cmFja2luZ0V2ZW50ID0gewp1cmw6ICJodHRwczovL3RyYWNrZXIudGhpbmtpbmRvdC5jb20vaW5nZXN0L2V2ZW50IiwKb2JqZWN0X2lkX3JlZ2V4OiAiIiwKZXZlbnQ6IHsKb3JnYW5pemF0aW9uX2lkOiAyOTYsCmFwcGxpY2F0aW9uX2lkOiAibGEtcmVkIiwKb2JqZWN0X3R5cGU6ICJOb3RhIiwKb2JqZWN0X2lkOiAiMTMxNjYwNyIsCm9iamVjdF91cmw6IHdpbmRvdy5sb2NhdGlvbi5ocmVmLApwdWJsaWNhdGlvbl9kYXRlOiAiMjAxNi0wMS0wMVQwMTowMTowMS4wMDBaIiwKdmFyXzE6IFsiRWRpdG9yaWFsIiwiUGF1bG8gVmlsb3V0YSIsIiJdLCAvL2kuZTogYXV0aG9ycyBpZHMKdmFyXzI6IFsiVklMT1VUQSA5MTAiLCIiLCIiXSwgLy9pLmU6IGNhdGVnb3JpZXMgaWRzCnZhcl8zOiBbIlBhdWxvIFZpbG91dGEiXSwKdmFyXzQ6IFt1bmVzY2FwZSh1c2VyRW1haWxDb29raWUpXQp9Cn07CnZhciB0cmEgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KCdzY3JpcHQnKTsKdHJhLnR5cGUgPSAndGV4dC9qYXZhc2NyaXB0JzsKdHJhLmFzeW5jID0gdHJ1ZTsKdHJhLnNyYyA9ICdodHRwczovL2Nkbi50aGlua2luZG90LmNvbS90cmFja2VyL3RyYWNrZXItMS40Lm1pbi5qcyc7CnRyYS5vbmxvYWQgPSB0cmEub25yZWFkeXN0YXRlY2hhbmdlID0gZnVuY3Rpb24oKSB7CnZhciBycyA9IHRoaXMucmVhZHlTdGF0ZTsKaWYgKHJzICYmIHJzICE9ICdjb21wbGV0ZScgJiYgcnMgIT0gJ2xvYWRlZCcpIHJldHVybjsKdHJ5IHsKdHJhY2tlcl9ldmVudCh0cmFja2luZ0V2ZW50KTsKfSBjYXRjaCAoZSkgewpjb25zb2xlLmxvZygidHJhY2tlciBlcnJvciAiICsgZSk7Cn0KfTsKKGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdoZWFkJylbMF18fGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdib2R5JylbMF0pLmFwcGVuZENoaWxkKHRyYSk7Cn0pKCk7Cgo=
Gustavo López
En vivo
LOPEZ 910
Con Gustavo López