el Equipo Líder del Fútbol
En vivo
Escuchá FÚTBOL DE PRIMERA
VILOUTA 910
Editorial Paulo Vilouta: "La Justicia avanza"
Editorial Paulo Vilouta: La Justicia avanza

Por supuesto que veníamos con un tema que a mí me tiene preocupado, como a todos los argentinos.

Pero anoche saltó el tema de Alberto Fernández una vez más y realmente creo que hay una conexión entre los temas, porque lamentablemente hoy, cuando hablamos de los ajustes y de los recortes, que es nuestra consigna y estamos todos juntos analizando por qué de cada diez argentinos siete tuvieron que hacer modificaciones en su forma de vida.

Y yo creo que hay una relación directa entre las malas políticas económicas de una Argentina que vive en forma de inflación desde hace tanto tanto tiempo, que, salvo alguna excepción, siempre tuvo inflación cuando el mundo no lo tiene.

Y hoy los justificados de todo comienzan a decir que podemos llegar a tener baja inflación por si esto sale.

Y esto se le da al Gobierno argentino gente que pareciera que no vive en Argentina. No, porque yo la verdad que aún con gobiernos que me parecieron de escasísimo nivel, siempre deseo lo mejor, porque vivo acá y porque si tuviera hijos ni dudaría que le vaya bien a mi país, porque acá está el futuro. De ellos está la continuidad nuestra, nuestras raíces.

Jamás se me podría pasar en la cabeza, Che, no voté a un Gobierno, entonces le deseo lo peor. En la Argentina esto sucede permanentemente de un lado y del otro.

Y hoy escucho gente que dice Che, ojo, a ver si este loco por mi ley baja la inflación, entonces ya rápidamente viene una justificación. Mirá que puede bajar la inflación, pero podemos estar muy mal económicamente podremos, pero el mundo hoy no tiene inflación.

Yo veo Brasil, que tiene muy poca inflación y le va muy bien. Yo veo países limítrofes como Uruguay, como Chile, que la pasan con dureza, pero veo que hay una movilización hacia lo ascendente, no hacia lo declinante, permanentemente como somos Argentina, con inflación, con menos inflación o al borde de una hiperinflación.

Como estuvimos en algún momento en este país, comenzaron recortes por todos lados y hay recortes que tienen que ver con la falta de si cerramiento de precios. Hay recortes que tienen que ver con la falta total de controles, porque el Gobierno ahora sale a controlar ejemplo prepagas donde el ministro se agarra la cabeza, dice Che, se le fue la mano.

Bueno, ministro, hay algunas cosas que más allá del libre mercado podemos monitorear. Tampoco estoy con lo que ahora dicen che, por la apertura de la exportación y por la falta de controles del Gobierno de Miley.

Pasa lo que pasa con el repelente, porque más allá de lo que pasa con el repelente y en el mundo de los controles, en esos tiempos, con Martín Guzmán como ministro de Economía, todo controlado en el Gobierno de Alberto Fernández, el alcohol en gel y los barbijos valían más de lo que valían.

Y mira que estaban todos los controles del mundo, el plan barbijo, el plan Gel para todos, el plan no sé qué cosa y nos afanaron con el arcón en gel que no había a ningún lado en plena pandemia y los barbijos, que no había ningún lado.

Se acuerdan que ustedes muchos fabricaron, hicieron de tela y que cuando conseguíamos un barbijo dábamos la vuelta olímpica. Bueno, pasan las mismas cosas con los controles del Gobierno Alberto Fernández y sin los controles de mi ley, con los controles de Alberto Fernández acá relataban la llegada de aviones con vacunas de Rusia.

Con el Gobierno de Javier Milei celebramos que México y Polonia nos manden repelentes en un país donde, ante cualquier problema, hay una tremenda, tremenda especulación, porque antes controlaban todo y nos robaban el alcohol en gel y nos robaban los barbijos.

Después también tuvimos un vacunatorio VIP, no cuando las vacunas eran públicas y eran de todos. Y con este Gobierno tenemos que estar celebrando que México en malas relaciones diplomáticas y ahora los polacos se apiade de nosotros y nos manden repelente porque nos agarró el dengue y como consecuencia de la inacción en la compra de la sustancia que repele y de los reactivos por parte de la gestión Viti y el silencio rotundo del actual secretario o ministro ruso por cuatro meses estuvo en otro mundo.

Estamos donde estamos con el problema del dengue, donde murió mucha gente y donde a mucha gente le cambió la vida por la enfermedad y por las previsiones que tiene que tomar. De ahora en adelante, O sea, no sirvió ni los controles estrictos ni el descontrol permanente que tenemos hoy en algunas variables de la economía.

Y todo tiene que ver con todo, con la falta de control donde hoy, en cada auditoría que se hace aparece una situación irregular. Y me llama la atención que en el caso puntual de lo que sucede con Alberto Fernández y los seguros, la Superintendencia de Seguros, con su titular, que es Guillermo Plate, que llegó de las manos de Luis Caputo, el ente no haya avanzado demasiado con una investigación propia, porque una vez más, una investigación periodística.

Como consecuencia, según Alberto Fernández, del confundido ex funcionario cordobés, él en corto tiempo en lances el señor Giordano permite hoy a la justicia argentina investigar maniobras con los seguros y ordena la inhibición general de bienes de Alberto Fernández. Realmente todo muy llamativo.

Por un lado, vuelvo a repetir que la Superintendencia de Seguros justifique su inacción en medio de este escándalo. Me parece que tendría que estar más activo que nunca.

Punto número uno no. Este caballero, el señor Plate estuvo antes en el BA Pro y en provincia a RT. Pero si la Superintendencia de Seguros justifica su inacción en medio de este escándalo, realmente uno dice para qué están? Y por otro lado, Alberto Fernández y la necesidad de asegurar todo. Pero qué?

Con brokers en el medio, con comisiones en el medio, con un amigo íntimo en el medio, Héctor Martínez Sosa, su mujer, la ex secretaria o la secretaria actual de toda la vida de Alberto Fernández, María Cantero. Una pena absoluta porque lo que falta en muchos lados sabemos por qué falta, por la falta de controles, por la falta de un criterio, para creer que tenemos que hacer cosas a favor de la gente y no a favor nuestra falta comida. En muchos comedores hay comedores que no existen directamente. Eran baldíos o casas particulares.

Problemas con los medicamentos, problemas con los libros de lectura de los chicos que comenzaron porque estaban sobrevaluados los precios. Problemas con lo seguro, porque el Gobierno de Alberto Fernández aseguró todo, pero con comisiones insólitas vuelvo a repetir nada hay que cortar. No hay que cortar ni los libros de los chicos ni los remedios de la gente. En algunos casos, gracias a Dios.

Ayer les conté el caso de María Valenzuela, que fue muy gentil y me contó que solucionó el problema de Malena con los medicamentos que le corresponden. Ni la comida de los pobres. Pero sí hay que cortar con todo este tipo de situaciones.

Y hoy la justicia avanza sobre Alberto Fernández. No sé si es un pase de factura de su propia gente. No sé si es el señor Giordano.

No sé si es el Gobierno de Mille, no sé quién es, pero hay un juez, Julián Ercolini, que resolvió dar un paso más en la causa que investiga la posible existencia de una organización delictiva afan adornos con los seguros del Estado. Alberto Fernández tendrá que responder muchas veces.

Alberto Fernández se hizo el canchero ante la gente de su espacio, diciendo o remarcando que tal vez era él muy diferente a los demás porque nunca había pisado tribunales y porque nunca tenía una causa vinculada a la corrupción. Ahora lo investiga la justicia podrá ser inocente o podrá ser culpable. El paso que da el juez no es favorable porque es profundizar una investigación porque hay situaciones que lo llevan a inhibir los bienes de Fernández.

Parece que tiene poco, un terreno, un departamento, no sé qué historia, una jubilación muy elevada, pero muy pocos bienes, pero la Justicia tiene que dar una respuesta lo más rápido posible para saber qué pasó con el último presidente democrático elegido por la gente antes de mi ley, que está en serios problemas más allá, que acusa a todo el mundo. En este caso, hasta su propia secretaria.

Si saca responsabilidades, habla de operaciones. Habla de gente confundida. Parece la justicia. Alberto Fernández, estimado que piensa lo contrario a lo que Ud. Sostiene.

Embed
CgooZnVuY3Rpb24oKXsKdmFyIHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSA9IGRvY3VtZW50LmNvb2tpZS5yZXBsYWNlKC8oPzooPzpefC4qO1xzKilUREVtYWlsXHMqXD1ccyooW147XSopLiokKXxeLiokLywgIiQxIik7CnZhciB0cmFja2luZ0V2ZW50ID0gewp1cmw6ICJodHRwczovL3RyYWNrZXIudGhpbmtpbmRvdC5jb20vaW5nZXN0L2V2ZW50IiwKb2JqZWN0X2lkX3JlZ2V4OiAiIiwKZXZlbnQ6IHsKb3JnYW5pemF0aW9uX2lkOiAyOTYsCmFwcGxpY2F0aW9uX2lkOiAibGEtcmVkIiwKb2JqZWN0X3R5cGU6ICJOb3RhIiwKb2JqZWN0X2lkOiAiMTMxMDI0NCIsCm9iamVjdF91cmw6IHdpbmRvdy5sb2NhdGlvbi5ocmVmLApwdWJsaWNhdGlvbl9kYXRlOiAiMjAxNi0wMS0wMVQwMTowMTowMS4wMDBaIiwKdmFyXzE6IFsiUGF1bG8gVmlsb3V0YSIsIkVkaXRvcmlhbCIsIiJdLCAvL2kuZTogYXV0aG9ycyBpZHMKdmFyXzI6IFsiVklMT1VUQSA5MTAiLCIiLCIiXSwgLy9pLmU6IGNhdGVnb3JpZXMgaWRzCnZhcl8zOiBbIlBhdWxvIFZpbG91dGEiXSwKdmFyXzQ6IFt1bmVzY2FwZSh1c2VyRW1haWxDb29raWUpXQp9Cn07CnZhciB0cmEgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KCdzY3JpcHQnKTsKdHJhLnR5cGUgPSAndGV4dC9qYXZhc2NyaXB0JzsKdHJhLmFzeW5jID0gdHJ1ZTsKdHJhLnNyYyA9ICdodHRwczovL2Nkbi50aGlua2luZG90LmNvbS90cmFja2VyL3RyYWNrZXItMS40Lm1pbi5qcyc7CnRyYS5vbmxvYWQgPSB0cmEub25yZWFkeXN0YXRlY2hhbmdlID0gZnVuY3Rpb24oKSB7CnZhciBycyA9IHRoaXMucmVhZHlTdGF0ZTsKaWYgKHJzICYmIHJzICE9ICdjb21wbGV0ZScgJiYgcnMgIT0gJ2xvYWRlZCcpIHJldHVybjsKdHJ5IHsKdHJhY2tlcl9ldmVudCh0cmFja2luZ0V2ZW50KTsKfSBjYXRjaCAoZSkgewpjb25zb2xlLmxvZygidHJhY2tlciBlcnJvciAiICsgZSk7Cn0KfTsKKGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdoZWFkJylbMF18fGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdib2R5JylbMF0pLmFwcGVuZENoaWxkKHRyYSk7Cn0pKCk7Cgo=
el Equipo Líder del Fútbol
En vivo
FÚTBOL DE PRIMERA
Con el Equipo Líder del Fútbol