Cali Fidalgo
En vivo
Escuchá EL ALARGUE
Lun. a Vie. | 2 hs
VILOUTA 910
Editorial Paulo Vilouta: "Un poco de empatía"
Editorial Paulo Vilouta: Un poco de empatía

Y yo digo, como todavía a esta altura, cuando ya estamos todos en una madurez y cuando hace tanto que trabajamos me voy a sorprender con algo.

Pero Argentina no deja de sorprender y en las últimas horas nos sorprendimos con lo que pasó en diputados y en senadores. ¿Por qué?

Porque los diputados y los senadores argentinos que viven en la Argentina y que tienen los mismos inconvenientes que tenemos nosotros, decidieron a través del señor Martín Menem, que hoy es el titular de la Cámara de Diputados y de la señora Victoria Villarruel, que está presidiendo senadores porque es la vicepresidenta de la Nación.

Entre paréntesis: cómo me gustaría que la vicepresidenta de una conferencia y podamos escucharla, porque de que asumió no da una sola nota.

Y me parece que en los gobiernos y en la democracia los funcionarios tienen que dar notas y explicar lo que están haciendo y contarnos para dónde vamos.

No me importa si van todos al mismo canal, porque usted vio que casi todos van a un mismo canal y bueno, los opositores van para otro lado.

No es como que tienen un GPS en el auto se suben y el auto va solito. Algunos van para C5N, otros van para La Nación y en algunos casos van para TN.

Me importa muy poco, me importa muy poco. El tema es poder escucharlos.

La vicepresidenta de la Nación no habla la ministra de Desarrollo Social o capital humano no habla porque no le gustan los medios. No es cuestión de gusto o no gusto. Es cuestión de necesidad para la gente. Pero no nos apartemos del tema el señor Martín Menem, que tuvo días complejos porque nombró a un sobrino que, según él, la luz de sus ojos, los dedos de su brazo y no sé qué más. Más allá del horizonte.

Un chico de veintitrés años que parece que es muy capaz para un cargo que estaba vacante y por el cual va a ganar dos millones de pesos. Ojalá sea súper útil. Y yo entiendo que para Martín Menem hay que llevar a una persona de extrema confianza.

Después tenemos que ver si la extrema confianza únicamente la encontramos en la familia y en los amigos.

O a veces podemos romper este molde y tal vez la extrema confianza, sumarle mucha capacidad y ir a un concurso público para un empleo público y no hacer lo que hacen la mayoría no rodeados de amigos, de parientes, de vecinos, de ex novias, de ex novios y todo este sainete que es interminable, la argentina.

Entiendo que los diputados que viven en nuestro país y los senadores están con inconvenientes, como todos de bolsillo, pero me parece que es un exceso hoy en la Argentina estar planteando un treinta por ciento.

Y no es la primera vez, ya lo aclaro porque me van a decir vos no decías nada antes.

Lo digo cuando Cristina Fernández, Cecilia Moró y todo lo que tuvieron, incluido Sergio Masa, dijeron Che, levantemos la dieta porque es injusto que los diputados y los senadores no cobren al ritmo de inflación que tenemos.

Pero me llama la atención porque en este momento donde hablamos tanto de casta y hablamos tanto de lo político y hablamos tanto de los gastos inservibles, porque donde tocamos hay una irregularidad, parece ser solamente con el tema de este país que aseguró Alberto Fernández y su gente.

La justicia está investigando, según la denuncia que nos cuesta setenta y cinco mil jubilaciones mínimas en la Argentina ser cuarenta y cinco empresas allanadas porque parece que aseguraban todo.

Es la verdad que estaban apasionados por asegurar todo. Qué gente tan comprensible y tan cuidadosa.

Ojalá que no sea esto, pero de ser con veintisiete brokers y setenta y cinco mil jubilaciones mínimas, muchos van a tener que dar explicaciones. Pero es el momento para aumentarse la dieta. Esa es la pregunta.

Me parece que no, porque así como viven en Argentina y tienen un montón de problemas, por febrero pasan a cobrar dos millones, ciento setenta y cuatro mil ochocientos ochenta y siete pesos pueden vivir con menos.

Sí, pueden vivir con más, por supuesto, también los que vienen de afuera por desarraigo.

Tienen cuatrocientos, sesenta y cuatro mil pesos que van a si che no me alcanza, porque para alquilar un mono ambiente por Congreso no me alcanza la guita, pero es el momento.

Hay momentos en la Argentina donde hay que dar algún tipo de ejemplo alguno que diga Che, la verdad que está todo como la mona, la escuela de los chicos, la luz, el gas, lo seguro, la patente, ir a cargar nafta pero es el momento, Me parece que no, porque una de las instituciones más desprestigiadas hoy en la Argentina, además de los sindicatos, además de la justicia, son los representantes que están ahí, los que elegimos nosotros, que no tendrían que estar bajo esta situación porque los elegimos nosotros.

Pero como votamos una lista sábana, tal vez votamos a uno o dos conocidos y el resto bajo, pero no tenemos la más mínima idea y a veces con ver lo que pasó ahora, en enero o en febrero, con el tratamiento de la ley ómnibus, vemos cada cachivache.

Con todo respeto, perdonen que les digan unos discursos, pero de un atraso, de una falta de cultura, de una falta de Argentina dos mil veinticuatro alarmante.

Gente que ve el país no por lo que piensa, sino por la escasa información que tiene. Lo ve en blanco y negro todavía dos millones, ciento setenta y cuatro mil ochocientos ochenta y siete pesos. Pero qué me voy a sorprender.

Miro para atrás y estamos pagando jubilaciones de privilegio. En la Argentina, la señora María Artie Martínez de, pero más allá de haber sido un desastre como presidenta, a esta altura tiene que estar cobrando tres millones seiscientos mil pesos de jubilación a Maria Carmen Guido, hija, fue un presidente nuestro divino.

Pero todavía le estamos pagando a esta familia por los servicios del padre. Tres millones y medio cobra esta señora por ley. No, es que lo está afanando, pero corresponden. Julio Cobo, cinco millones de pesos. Betty, Nelly Andrés, cuatro millones, quinientos .No sé cuántos.

No tengo la más mínima idea de quién es parienta, de quién. Por qué lo cobra Inés, Per Martínez. Comprendo, viuda, pero cuatro millones ochocientos noventa mil por un presidente que pobre a los dos años se tuvo que ir Amado Vudú, cuatro millones.

Doscientos cuarenta y cuatro mil Macri, seis millones. Novecientos mil, Michetti cinco. Después vamos a decir Mirá que gana tres, Sí, pero al Estado le sale cinco. Después hay que descontar jubilación.

Papá, papá y todo el sainete. Zulema Shoma, que se casó a las corridas con Carlos para cobrar la jubilación. Cinco millones. Setecientos cuarenta y uno mil.

Bah, ni hablar de Cristina Fernández. No jubilación.

Más pensión porque por ahí no le alcanza catorce millones.

Quinientos. Cuarenta y ocho mil. ¿Qué falta de respeto, no?

Hoy decía Candelaria. El sesenta y cinco por ciento de los jubilados argentinos cobra ciento treinta y cuatro mil mangos y le dan un bonito de setenta mil para llegar a doscientos cuatro mil.

Con estos doscientos cuatro mil que cobra un jubilado en la Argentina representa el cincuenta por ciento de lo que cobran los diputados por desarraigo, que son cuatrocientos sesenta y cuatro mil. Qué falta de respeto, porque hablamos todo el tiempo de los jubilados.

Hablamos todo el tiempo de los pobres, pero no dan ningún tipo de ejemplo lo que lo tienen que dar porque nosotros estamos en un ámbito privado.

Pero imagínense si fuéramos hijos de un ex, no sé cuánto y toda esta sonata impresionante de discursos vacíos y sin contenido, jubilaciones de privilegio, cuál es el privilegio?

Somos clases sociales diferentes. Treinta por ciento de aumento.

Ni siquiera victoria vicepresidenta Martín Martín Menem ni siquiera se pusieron un poquito más abajo de lo jubilado que le dieron veintisiete por ciento.

Para si che tengamos un mínimo gesto, aumentemos un veinte no arriba de los jubilados se subieron. Es vergonzoso.

Es una Argentina que si bien no mueve la aguja, nos van a decir hoy, mañana y pasado un montón de situaciones no moverá la aguja en el PBI, pero mueve la aguja en lo moral, mueve la aguja en el poner el hombro, mueve la aguja en el compartir el dolor y la angustia de muchos argentinos.

Yo sé que los diputados y los senadores no van mucho al supermercado y a la farmacia, pero van a ir a la niña de cajas un día y van a ver la angustia que tiene mucha gente que no puede comprar o que deja productos o la angustia Cuando la cajera saca el ticket y le dice esto vale tanto ni que hablar.

En las farmacias me contaban las chicas cuando fui a comprar. La última vez dice No sabés la que pasamos acá porque tenemos que consolar a gente y no le podemos.

Y no compra el remedio, que es lo mismo que tomarlo o no tomarlo. Déjense de jorobar, déjense de jorobar gestos, gestos para estar con la gente, gente que hoy sufre y mucho empatía, un poquitito, un poquitito.

Y si no están muy al tanto de lo que pasa en los supermercados o en las farmacias. Escuchemos para cerrar el comentario. ¿A quién fue maestra de Javier Milei?

Me importa muy poco si fue de cuarto a A cuarto B. Por qué discutimos estupidez. Yo en Argentina vuelvo a repetir que vive mirando para atrás y que piensa muchas veces en blanco y negro.

Lo que cuenta la señora, eh, que en algún momento educó al presidente de la nación, es el drama que viven los que llegan a la tercera edad. La síntesis de un país donde jubilado no es sinónimo de jubileo jubilado, es sinónimo de carencia de dolor. Esto no puedo y aquello quiero, pero tampoco debo.

Jubilada, maestra enseñó en algún momento al presidente de la Nación que entre los números que tiene dramáticos de la gestión económica está la asfixia brutal que sufren hoy los jubilados en la Argentina.

Embed
CgooZnVuY3Rpb24oKXsKdmFyIHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSA9IGRvY3VtZW50LmNvb2tpZS5yZXBsYWNlKC8oPzooPzpefC4qO1xzKilUREVtYWlsXHMqXD1ccyooW147XSopLiokKXxeLiokLywgIiQxIik7CnZhciB0cmFja2luZ0V2ZW50ID0gewp1cmw6ICJodHRwczovL3RyYWNrZXIudGhpbmtpbmRvdC5jb20vaW5nZXN0L2V2ZW50IiwKb2JqZWN0X2lkX3JlZ2V4OiAiIiwKZXZlbnQ6IHsKb3JnYW5pemF0aW9uX2lkOiAyOTYsCmFwcGxpY2F0aW9uX2lkOiAibGEtcmVkIiwKb2JqZWN0X3R5cGU6ICJOb3RhIiwKb2JqZWN0X2lkOiAiMTMwMjc1NyIsCm9iamVjdF91cmw6IHdpbmRvdy5sb2NhdGlvbi5ocmVmLApwdWJsaWNhdGlvbl9kYXRlOiAiMjAxNi0wMS0wMVQwMTowMTowMS4wMDBaIiwKdmFyXzE6IFsiUGF1bG8gVmlsb3V0YSIsIkVkaXRvcmlhbCIsIiJdLCAvL2kuZTogYXV0aG9ycyBpZHMKdmFyXzI6IFsiVklMT1VUQSA5MTAiLCIiLCIiXSwgLy9pLmU6IGNhdGVnb3JpZXMgaWRzCnZhcl8zOiBbIlBhdWxvIFZpbG91dGEiXSwKdmFyXzQ6IFt1bmVzY2FwZSh1c2VyRW1haWxDb29raWUpXQp9Cn07CnZhciB0cmEgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KCdzY3JpcHQnKTsKdHJhLnR5cGUgPSAndGV4dC9qYXZhc2NyaXB0JzsKdHJhLmFzeW5jID0gdHJ1ZTsKdHJhLnNyYyA9ICdodHRwczovL2Nkbi50aGlua2luZG90LmNvbS90cmFja2VyL3RyYWNrZXItMS40Lm1pbi5qcyc7CnRyYS5vbmxvYWQgPSB0cmEub25yZWFkeXN0YXRlY2hhbmdlID0gZnVuY3Rpb24oKSB7CnZhciBycyA9IHRoaXMucmVhZHlTdGF0ZTsKaWYgKHJzICYmIHJzICE9ICdjb21wbGV0ZScgJiYgcnMgIT0gJ2xvYWRlZCcpIHJldHVybjsKdHJ5IHsKdHJhY2tlcl9ldmVudCh0cmFja2luZ0V2ZW50KTsKfSBjYXRjaCAoZSkgewpjb25zb2xlLmxvZygidHJhY2tlciBlcnJvciAiICsgZSk7Cn0KfTsKKGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdoZWFkJylbMF18fGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKCdib2R5JylbMF0pLmFwcGVuZENoaWxkKHRyYSk7Cn0pKCk7Cgo=
Cali Fidalgo
En vivo
EL ALARGUE
Con Cali Fidalgo