Equipo Un Buen Momento
En vivo
Escuchá UN BUEN MOMENTO
Lun. a Vie. | 18 hs
VILOUTA 910
El editorial de Paulo Vilouta: "No hay justificativos"
El editorial de Paulo Vilouta: No hay justificativos
Embed

No parece, pero pero es viernes y quiero cerrar otra semana dura, compleja.

Ya no sé cuál es menos dura o menos compleja con el minuto nuestro de todos los días, tal vez con una sensación de vamos a ponerle una muralla a todo lo que se nos viene los últimos días antes de una elección que para mí no va a ser la definitiva, porque tengo el crecimiento que vamos a ir a un balotaje.

Pero qué complicado vivir en un país donde hay que frenar o congelar todo como si estuviéramos bien para no estar peor en la previa de una elección. Porque la noticia de ayer creo una noticia esperable.

Creo que fue una noticia demoledora cuando hablamos de una inflación mensual de doce punto siete en el mes de septiembre en la Argentina. ¿Y por qué? Porque si uno mira para cualquier lado, ve que los números no hay forma de de justificar algo o de creer algo.

Uno ve los momentos argentinos, no donde De la Rúa, Rodríguez Saa y Duhalde andaban con un cuarenta y uno por ciento de inflación.

Los treinta y ocho y pico de Cristina Kirchner. Los cuarenta y pico cincuenta de Macri, el ciento treinta y ocho hoy de Fernández Kirchner. Otra vez ciento treinta y ocho Coma tres. ¿Cómo explicamos este número?

Porque en algún momento que la pandemia, que la incertidumbre, que no sé qué cosa, que la guerra de Ucrania, Por favor, que a ninguno se le ocurra ahora hablar del problema de Israel, no, porque los países nuestros vecinos Brasil cero Coma dos, Uruguay cero Coma seis.

Chile cero Coma siete, Paraguay cero, Coma cinco. Vio Bolivia cero Coma cero seis. Argentina tuvo siete veces más infracción que todos los países limítrofes juntos.

De qué estamos hablando o qué estamos justificando a ser Gabriel Rubinstein, por el cual tengo respeto de toda la vida y hablé mil veces con él. Después de dar a conocerse esta inflación, habló de un número en descenso. Viceministro, por favor, seamos respetuosos de la gente. De qué descenso estamos hablando?

Azúcar, Consumo masivo Septiembre dos mil veintitrés un año, doscientos ochenta y nueve por ciento. Uno.

¿Quién tiene un aumento de doscientos ochenta y nueve por ciento en su bolsillo?

¿Edulcorante?

No es un una cosa de lujo porque nos quieren meter en la cabeza que hoy todo lo que podíamos hacer y no lo hacemos forma parte de una ilusión.

No hay mucha gente, mmm, uno que que con un problema de, eh de diabetes necesita tener un edulcorante en su mesa.

Doscientos veintisiete por ciento Cerveza algo recontra popular.

Los obreros de la construcción, los viernes, cuando terminan la semana de intensísimo trabajo, se juntan en en cualquier supermercado chino en la puerta, en un quiosco patrón, la cerveza doscientos veintiuno por ciento arroz ciento noventa y nueve por ciento que significa uno.

Uno de los alimentos más populares y más buscados en época de crisis.

Caldo Ciento ochenta y siete. Coma tres. De qué estamos hablando? ¿O qué estamos inventando? Dulce de leche.

Ciento treinta y tres por ciento Jabón ciento cuarenta y seis por ciento. Uno huevos, ciento cincuenta y siete. Coma tres por ciento.

Yo cuando veo esta tabla de posición con los países limítrofes no lo puedo creer. Con todo respeto a todos los países limítrofes, porque digo mmm uno viven al lado nuestro y les va quince mil veces mejor. O cuando veo que vienen y nos llevan la nafta, los alimentos.

Qué bueno, cómo están vendiendo, No se están llevando lo que nosotros no podemos ni siquiera acceder porque estamos, evaluamos.

Estamos en una tabla de posiciones en materia de inflación, con el Líbano, con Sierra Leona, con Cuba, con Haití, con Irán, con ganas, con países que con todo respeto, no funcionan. Tenemos todo y no tenemos nada.

Realmente es alarmante y me preocupa muchísimo porque distorsiona la realidad. Y en campaña electoral mucho más.

Desde las promesas que van a ser incumplibles, de los que no gobiernan y desde la realidad de los que gobiernan. Porque los que no nos gobiernan nos tienen que decir la verdad. Bajar la inflación es sangre, sudor y lágrimas. Vivir con inflación es un desastre.

Es todos los días ser más pobre, tener un cocodrilo en los bolsillos.

No, no voy más a comer. No, no voy más acá. No, no me voy de vacaciones. No, no compro el libro para los chicos. No, no lo mando más a la escuela privada. No, no cargo tanta nafta. Eso no es estar en una circunstancia momentánea. Eso es cada día estar más pobre Cada día tener menos.

Y eso es lo que somos los argentinos hoy y el gobierno con la realidad de hacer no creer cualquier cosa con un presidente de la nación ausente y que lo único que hace, en el sentido que puede o que quiere, es entorpecer situaciones.

Porque a lo que fue la mala medida de De Miley esta semana anunciando lo de los plazos fijos, la empeoró el presidente de la nación potenciándose lo dándole un protagonismo absoluto, convocando una conferencia de prensa dejando al presidente en ridículo.

Porque no va a pasar absolutamente nada con el anuncio que hizo Miley y el Gobierno ayer, subiendo la tasa, dándole casi casi la razón al mismo Miley y haciéndonos creer una realidad que es una realidad que no es tal.

Porque corriendo a a cuatro locos que venden dólares trucho en una semana no vamos a solucionar ni el problema cambiario ni vamos a solucionar la economía argentina.

Por eso me parece que necesitamos una cuota de realismo, mmm uno y de ser sinceros en todos los sentidos de la vida, para que todos entendamos que en el país que viene, cualquiera sea el presidente, la inflación no tiene que correr más es duro, Es duro, Es difícil, Es difícil, es complejo, es complejo.

Es imposible.

No es posible como lo hizo el mundo.

Repito hoy, salvo excepciones, ningún país en el mundo tiene estos números lamentables, dolorosos, inmanejables, que tiene la Argentina.

Ojalá que pronto, porque esto lo estamos haciendo casi una vez por mes y cada vez con números peores.

Hablemos de una flecha descendente en algo tan problemático como es convivir con la inflación que te permite cada día menos comprar alimentos, comprar medicamentos, darte gustos, vivir en un país donde la flecha tiene que ser para tu vida hacia arriba, ascendente como tratan de hacer todas las sociedades que les va mucho mejor que a la nuestra en el mundo.

CgooZnVuY3Rpb24oKXsKdmFyIHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSA9IGRvY3VtZW50LmNvb2tpZS5yZXBsYWNlKC8oPzooPzpefC4qO1xzKilUREVtYWlsXHMqXD1ccyooW147XSopLiokKXxeLiokLywgIiQxIik7CnZhciB0cmFja2luZ0V2ZW50ID0gewp1cmw6ICJodHRwczovL3RyYWNrZXIudGhpbmtpbmRvdC5jb20vaW5nZXN0L2V2ZW50IiwKb2JqZWN0X2lkX3JlZ2V4OiAiIiwKZXZlbnQ6IHsKb3JnYW5pemF0aW9uX2lkOiAyOTYsCmFwcGxpY2F0aW9uX2lkOiAibGEtcmVkIiwKb2JqZWN0X3R5cGU6ICJOb3RhIiwKb2JqZWN0X2lkOiAiMTIyOTU2MSIsCm9iamVjdF91cmw6IHdpbmRvdy5sb2NhdGlvbi5ocmVmLApwdWJsaWNhdGlvbl9kYXRlOiAiMjAxNi0wMS0wMVQwMTowMTowMS4wMDBaIiwKdmFyXzE6IFsiUGF1bG8gVmlsb3V0YSIsIiIsIiJdLCAvL2kuZTogYXV0aG9ycyBpZHMKdmFyXzI6IFsiVklMT1VUQSA5MTAiLCIiLCIiXSwgLy9pLmU6IGNhdGVnb3JpZXMgaWRzCnZhcl8zOiBbIiJdLAp2YXJfNDogW3VuZXNjYXBlKHVzZXJFbWFpbENvb2tpZSldCn0KfTsKdmFyIHRyYSA9IGRvY3VtZW50LmNyZWF0ZUVsZW1lbnQoJ3NjcmlwdCcpOwp0cmEudHlwZSA9ICd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHQnOwp0cmEuYXN5bmMgPSB0cnVlOwp0cmEuc3JjID0gJ2h0dHBzOi8vY2RuLnRoaW5raW5kb3QuY29tL3RyYWNrZXIvdHJhY2tlci0xLjQubWluLmpzJzsKdHJhLm9ubG9hZCA9IHRyYS5vbnJlYWR5c3RhdGVjaGFuZ2UgPSBmdW5jdGlvbigpIHsKdmFyIHJzID0gdGhpcy5yZWFkeVN0YXRlOwppZiAocnMgJiYgcnMgIT0gJ2NvbXBsZXRlJyAmJiBycyAhPSAnbG9hZGVkJykgcmV0dXJuOwp0cnkgewp0cmFja2VyX2V2ZW50KHRyYWNraW5nRXZlbnQpOwp9IGNhdGNoIChlKSB7CmNvbnNvbGUubG9nKCJ0cmFja2VyIGVycm9yICIgKyBlKTsKfQp9OwooZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudHNCeVRhZ05hbWUoJ2hlYWQnKVswXXx8ZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudHNCeVRhZ05hbWUoJ2JvZHknKVswXSkuYXBwZW5kQ2hpbGQodHJhKTsKfSkoKTsKCg==
Equipo Un Buen Momento
En vivo
UN BUEN MOMENTO
Con Equipo Un Buen Momento